viernes, 18 de diciembre de 2009

"A veces estamparía la cámara contra la pared"

José Cendón, fotoperiodista ´free lance´, 40 días secuestrado en Somalia.

Tengo 35 años. Nací en Caracas, hijo de emigrantes gallegos. A los 2 años ya estaba en Santiago de Compostela. Estudié Periodismo en Madrid. Vivo en Etiopía con la idea de trasladarme a Sudáfrica. No me gustan los políticos, aunque soy de izquierdas. Creo en algunas personas.

Cuarenta días secuestrado en Somalia, ¿alguna lección?
Mi trabajo tiene ciertos riesgos y pensaba que si algún día me pasaba algo era cosa mía; pero he aprendido que mi vida pertenece también a mi familia y amigos. Se ha despertado en mí cierto sentimiento de culpa.

Su secuestro armó un buen revuelo.
Fue una sensación extraña ver toda la gente que se movilizó por dos pringados, Colin y yo, que estábamos haciendo un reportaje sobre la piratería somalí para un diario inglés.


¿La vez que más miedo ha pasado?

No, presumía los motivos: dinero y que alguien pagaría. Era una cuestión de paciencia, tiempo y dinero. Pero el momento del secuestro lo recuerdo como si fuera ayer. Ha sido lo más impactante que he vivido.

... En el país más peligroso de África.
Sí, tienes que moverte con guardaespaldas privados. En el último momento el ministro de Puntlandia nos dio el cambiazo y los falsos guardaespaldas nos secuestraron.

¿El ministro les vendió?
Sí, Puntlandia es una región semiautónoma, todo el mundo está embadurnado en la piratería. El Gobierno central sólo controla dos calles de Mogadiscio. Hace poco los franceses enviaron a un par de agentes para que enseñaran a luchar a sus tropas.


... Y los secuestraron.

Fueron las propias milicias del ministro de Interior, se los vendieron a uno de los grupos islámicos contra los que estaban luchando. Ya ve, tú vas a ayudarles y ellos mismos te secuestran y te venden a sus peores enemigos, ese es el resumen de Somalia.

¿Usted lo entiende?

A su manera, los somalíes son hombres de negocios, tú eres su mercancía. Y están muy bien organizados, tienen su propio sistema de transferencia de dinero basado en el honor. Una simple llamada y el dinero se mueve de Mogadiscio a Londres o Dubái.


¿Cómo le trataron?
Me amenazaron de muerte, me dieron un ultimátum de 48 horas e incluso simularon una ejecución, pero nos traían el té por las mañanas y la comida, y cuando me negaba a cargar con mis cosas en los cambios de escondrijos cargaban ellos. En un par de ocasiones me enfadé y les grité y no me tocaron un pelo; eso es un trato bastante bueno, las amenazas son parte del juego.


¿Cuál es el retrato de esos piratas?

Son gente joven, uno no tenía más de 14 años. Intentamos establecer una relación humana con ellos para que sintieran cierta empatía y no nos maltrataran. Incluso les dimos clases de inglés y ellos a nosotros de somalí. Funcionó, porque al cabo de tres o cuatro semanas se acabaron las amenazas.

¿Hubo momentos divertidos?

Sí, Colin, que procesa un fino humor inglés, inventó un campeonato de flexiones, yo no paraba de reírme. La mayor parte del tiempo estábamos jugando al ajedrez o hablando. Tendíamos a desdramatizar, nos hacíamos muchas bromas.

¿Qué quiere contar con su libro?
Que determinadas circunstancias marcan: les guardo mucho rencor, pero entiendo que si hubiera crecido con un kalashnikov al hombro en lugar de con un libro, seguramente estaría haciendo lo mismo.


También dice que la mayoría de las noticias que nos llegan de allí son mentira.
Se escribe desde aquí, utilizan a periodistas locales que por cien dólares te cuentan lo que tú quieras, nadie va a ir a comprobarlo. Todo lo que contó la BBC y The New York Times sobre Eyl, la capital de Puntlandia, cuna de la piratería, es vergonzoso.


¿Lo de las fiestas, casas suntuosas, droga y chicas fruto del botín de la piratería?
Sí, estuvieron meses contando esas historias: todo mentira. Cuando cambiaron el presidente y la BBC y Al Yazira pudieron entrar en Eyl, se encontraron con un pueblo ruinoso de cuatro casuchas y unos cuantos todoterreno.


¿Qué más quiere contar?

Estamos hablando de una sociedad que ha vivido 18 años en guerra, con un gobierno de transición corrupto impuesto por la comunidad internacional, muy práctico para seguir con el expolio de los recursos.

¿Usted por qué hace lo que hace?
Me interesa la política internacional y contar cosas importantes, ¿y qué hay más importante que todas estas tragedias humanas? Me indigna que se preste tan poca atención a África.El conflicto de Congo hace que lo que sucede en Iraq o Afganistán sea casi una broma, es el que ha causado más muertos desde la Segunda Guerra Mundial
(cinco millones), y no se habla de ello.

¿Qué ha entendido?

No entiendo nada. A veces pierdo la fe en el ser humano y estamparía la cámara contra la pared, pero pese a la hipocresía de los medios esa gente se merece que alguien cuente sus historias. Si los rebeldes han desplazado a miles de personas, hay que contarlo; si no se documenta es como si no existiera.


¿Se ha perdido el respeto a la vida?

En las sociedades occidentales, las que se supone civilizadas, nos escandalizamos ante cien muertos a machetazos y no ante 10.000 muertos por un bombardeo.

¿Somos tan bárbaros como ellos?

Sí. Además, muchos de los conflictos africanos se ven atizados
por las empresas occidentales. Resulta mucho más fácil obtener las riquezas de estos países si siguen en conflicto que si son estables.

Por IMA SANCHÍS

Publicado el 18/12/2009

en La Contra de La Vanguardia

domingo, 13 de diciembre de 2009

TRUEBA VS TRUEBA

La revista “cinemanía” juntó en un videoclub a Fernando y Jonás Trueba, padre e hijo, coguionistas de “el baile de la victoria” y cinéfilos de lengua suelta.

Jonás Trueba (Madrid, 1981)
En realidad se llama Jonás Groucho.
Hizo su primer corto, 'Cero en conducta' (2000),con 19 años.
Escribe sobre cine en un blog de El Mundo,
'el viento sopla donde quiere'.
Antes de estrenar su primer largo
'Todas las canciones hablan de mi', ha escrito dos guiones
con el director Víctor García León 'Más pena que Gloria'
y 'Vete de mi', amigo suyo desde la infancia.
Su padre y su tío también son directores de cine.






Fernando Trueba (Madrid, 1955)
En realidad se apellida Rodríguez Trueba.
Hizo su primer corto, Óscar y Carlos (1974),con 19 años.
Escribió sobre cine en El País y La Guía del Ocio.
Antes de estrenar su primer largo 'Opera Prima' (1980),
escribió un guión con el director Fernando Colomo
(La Mano Negra), amigo suyo de la infancia.
Su hermano y su hijo son también directores de cine.









Es un miércoles por la mañana, Jonás Trueba llega antes y solo. Las mañanas las tiene libres, las tardes las ocupa montando su debut como director, 'Todas las canciones hablan de mi'. "Ayer corté siete minutos más" , comenta entre orgulloso y asustado. No es su primera experiencia cinematográfica, había sido guionista de 'Más pena que gloria' y 'Vete de mí', ambas dirigidas por Víctor García León. Ha quedado en un videoclub madrileño con su padre, Fernando, junto al que ha escrito 'El baile de la victoria', la decimotercera película del cineasta que apostató agarrado a un eunuco dorado y se inventó una nueva religión: el wilderismo.

Cuando – sms informando de que se retrasará mediante – Fernando finalmente llega, saluda a su hijo y enseguida se reparte con él las estanterías en busca de películas. “Hacia tiempo que no iba a un videoclub” reconoce Fernando. “Me hice socio del primero por ti. Te alquilé una de dibujos de Asterix. Creo que tardé luego un año en devolverla y tuve que pagar una multa de 300.000 pesetas. De las de entonces, claro.”

HANEKE ES UN SÁDICO CALVINISTA, LOS PEORES

Fernando: Oye, ¿qué coño es esto de Los Cronocrímenes?


Jonás: Jo, padre, no tienes perdón. Es una película buenísima de un tío llamado Nacho Vigalondo.

F: Ah, el nombre me suena de los cortos. Si es que he estado tantos meses en Chile que me he perdido muchas cosas. Uf, mira ahí están todas las películas de Haneke, qué tío más deprimente. Es un chungo, un sádico calvinista, que son los peores.

EDICIONES ESPECIALES Y FETICHISMO

J: Soy un fetichista absoluto de las ediciones especiales como las de Criterion. Hay también algunas colecciones de cine inédito en España que me flipan; hay una en particular que se llama “cine de nuestro tiempo” que es increíble. Es una serie francesa que ahora se edita en España, pero no es lo que suele pasar con este tipo de dvds. Es una putada que aquí no se edite con cariño.


F: Qué me vas a contar. Acaban de sacar 'El sueño del mono loco' – que rodé en inglés – doblada al castellano, sin opción para verla en la versión original, y sin ningún tipo de subtítulos. Y con “Belle Epoque” ha pasado algo parecido; Warner la ha reeditado sin mi permiso, y eso que tenía un montón de material para hacer algunos extras en condiciones. Es lamentable.

CARGARTE PELÍCULAS DE OTROS ES UNA MIERDA

F: Atacar películas con colegas tiene su gracia “no vayas a ver eso que es una mierda” y tal, pero lo que de verdad apetece es hablar de cosa s que me gustan. Cargarte películas de otros es una mierda.

J: Es una pérdida de tiempo.

F: Una cosa es en privado, donde puedes hablar de una manera libre, exagerada, imprecisa... Nadie te va a pasar la factura por ello. Lo bonito cuando escribes o hablas de cine es hacerlo sobre las cosas hermosas, ¿no? El insulto y el improperio como ejercicio público me parece un coñazo.

J: Ha habido veces que con colegas hemos estado echando pestes de alguna película y luego me he sentido un poco mal. Aunque sea por el rato ése que te has pasado despotricando de ella, ya le debes algo. El cine es también la caña que te tomas después con los amiguetes para comentar la peli. Hay películas que te parecen una mierda y te dan para hablar con amigos durante un buen rato y otras que te encantan y de las que no sabes què comentar.

F: Y otras de las que no sabes qué decir porque no las ha visto nadie. Éste es el mundo de los eventos, con películas que hay que verlas, aunque no te apetezca sólo para tener una opinión. En cambio hay una que todos tus amigos te han dicho que es buena pero no vas a ver porque te da pereza. Eso demuestra lo poco libres que somos y hasta qué punto estamos vendidos a los medios de comunicación, que están vendidos a las corporaciones propietarias.

J: Ya empiezas con el discurso...

F: No, es que es verdad, Jonás. La libertad de prensa brilla por su ausencia, puedes decir las tonterías que se te ocurran mientras no atentes contra los sagrados principios de la propiedad.

LUC BESSON ES UN TÍO LAMENTABLE

F: A pesar de los siete años sin estrenar película, he estado haciendo cine todo el rato. Se me lió la cosa. Después de 'El embrujo de Shangai' rodé 'El milagro de Candeal'. Además llevo filmadas 150 horas de un documental sobre el pintor Tenorio Junior. Empecé a escribir el guión de un remake de They Won’t Belive Me, un thriller de 1947, con David Newman (Bonnie & Clyde, Superman). Hicimos juntos un par de versiones, pero David se murió cuando íbamos a comenzar la definitiva. Entonces me puse con el guión de la peli de animación que llevo años haciendo con Mariscal, Chico y Rita. También escribí 'El artista y la modelo' a medias con Jean-Claude Carrière, que será lo próximo que dirija. Luego Luc Besson y Penélope Cruz me encargaron un thriller que espero hacer algún día, 'Haunted Heart', con Penélope...


J: Y esperemos que no con Luc Besson, que es un tío lamentable.

F: Bueno, todos los productores son lamentables la mayoría.

J: Yo decía también como director. Además es uno de los que ha salido a machacar a Roman Polanski en Francia.

F: Pero con lo de Polanski ha habido unos cuantos que me han sorprendido, y me he dado cuenta de que todos tienen en común que son padres de niñas de esa edad. Lo he comprobado, hay un chip que se les debe accionar.

J: Se ha hecho mucha demagogia, “Si tuvieras una hija de esa edad no pensarías lo mismo”. Lo que hay que ser es inteligente para valorar los hechos.

NECESITABA HACER CINE

F: 'El baile...' fue la última que escribí y es la primera que rodé. Y es que además produje también un par de películas, 'Bienvenido a casa' y 'Bajo las estrellas', alguno s discos... Yo que sé, tío, he estado muy liado, currando en la sombra.


J: Ahora es cuando todo lo que has hecho empieza a fructificar.

F: Va a pasar justo lo contrario: “Éste que estaba parado y ahora no para”

J: Cuando hiciste 'El baile...' tenías muchas ganas de rodar. Es algo que se nota en la película, por cómo está rodada se te nota hasta rejuvenecido.

GUIONES A CUATRO MANOS

F: Es mucho más complicado hacerlo uno solo. Haciéndolo solo escribes una noche una escena y crees que es buenísima. Un mes más tarde, o con suerte, al día siguiente, te das cuenta de que no lo es. Cuando escribes con otro sólo necesitas soltar la idea para que los ojos del otro se iluminen si es buena. El compañero es tu primer espectador, cada idea ya está sometiéndose a crítica o incluso completándose. También es verdad que te puedes pasar semanas sentados frente a frente totalmente atocinados...


J: Cambiamos bastantes cosas del libro de Antonio Skarmeta, lo más evidente es el personaje de Darín – a quien querías en la película a toda cosa -, que hicimos argentino y rejuvenecimos. En la novela tiene 68 años, es un “previejo”, y en la película es más como tú, “prepreviejo”.

¿30 AÑOS YA?

F: ¿30 años llevo ya? Puf, madre mía. ¿Estamos ahora en noviembre? Entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre de 1979 rodé 'Opera Prima'. No me paro a pensar si 13 películas es un buen bagaje para mi carrera. Lo único que se me ocurre es que la vida es muy corta, y cómo el ser humano puede dedicar la suya a ser hijoputa y hacer maldades, tío, en vez de dedicarse a hacer cosas bonitas y divertidas.


J: De tus películas me gusta muchísimo 'Mientras el cuerpo aguante'. Tengo amigos que me la han pedido, tiene muchos fans. Casi todas tus pelis las vi siendo muy pequeño, me hice una idea de ellas un poco incompleta.

F: La primera vez que viste una película mía fue en un pueblo de Italia muy bonito, no me acuerdo el nombre. Estábamos en un cine y la gente se reía. Tu cara era de extrañeza, no entendías nada.

TAMBIÉN SE VIVE MIENTRAS HACES PELÍCULAS

J: Me da pena que lleves este ritmo dirigiendo. Te he dicho alguna vez que deberías hacer mas películas y mas rápido.


F: Woody Allen hace películas demasiado rápido, igual que Winterbottom, y no le quedan muy allá tampoco. Son adictos al trabajo. Lo mío es la pereza, soy un tipo vago al que le gusta estar de cháchara con los amigos...

J: ¡Pero si haces muchas cosas! Lo que te pasa es que no concentras todas tu energías en el cine. Por ejemplo. Almodóvar sé que es un director que está todos los días pensando en cual va a ser su próxima película y trabajando en ella.

F: El concepto "mi próxima película" no significa nada, a lo mejor para el cine es mejor que yo no haga ninguna más. Si me meto a dirigir tiene que ser por razones de fuerza mayor, no porque toque hacer película y tenga que ocupar tu espacio no vaya a ser que otro te quite la silla.

J: Pero no creo que Woody Allen, Winterbottom o Almodóvar las hagan por miedo a perder el sitio. Hay directores para los que hacer películas es su forma de vida y otros que no; tú eres de los segundos.

F: Eres muy currante, como tu tío David. Yo necesito hacer cosas, vivir.

J: Haciendo películas también estás viviendo, no estas perdiéndote nada.

F: No te digo, y en la cárcel también estas viviendo.

UNAS CUANTAS RECOMENDACIONES

J: Me cabrea cuando te recomiendo una película y no vas a verla. Me lo tomo como algo personal. Hace poco fue con 'Still Walking'.

F: Se han invertido las tornas. Antes era yo él que te decía qué películas tenias que ver y ahora eres tú el que viene con las recomendaciones.

J: Pero estás bastante al día, mucho más que algunos directores españoles, que no saben qué está pasando en el cine más allá de la cartelera de Madrid. ¿Te acuerdas cuando te recomendé Nacional 7?

F: Qué bonita era. También me hablaste por primera vez de 'Fucking Amal'. Maravillosa. Las dos primeras de ese director, Lukas Moodyson, me gustaron mucho. Luego se ha ido Hanekeando, se ha puesto muy duro.

¿FUE EL CINE O LA REALIDAD?

F: El otro día en Sao Paulo, de donde es la familia de tu madre, encontramos unas películas en 16 mms. En las que se veía a tus abuelos jóvenes riéndose, fumando... De repente se daban un beso y me resultó emocionante. ¿Qué produjo la emoción, la realidad o el cine? Yo no estaba allí, esa no es mi vida, ni siquiera mis padres, dos personas a las que he conocido y a las que veía ahí, jóvenes y en blanco y negro. ¿No lo has visto aún?

J: No, no lo he visto.

F: Me voy dando cuenta de que a veces toca encontrar la poesía en cualquier parte, incluso en la mierda.

CINEMANÍA NUM. 171 DICIEMBRE 2009

viernes, 4 de diciembre de 2009

LA MEMÒRIA PERDUDA

Els avis. Aquesta es la última foto que hi ha dels dos junts.
Al cap d'uns mesos l'avi va morir després de 14 anys amb alzheimer.
Va morir feliç i tranquil, com havia sigut sempre.
L'avia segueix sent una gran lluitadora.


Perquè quan hi han noticies com [aquesta] o alguna relacionada amb aquesta malaltia m'en recordo del meu avi, i lo feliç que va ser fins gairebe els seus últims dies de vida. Al meu avi no li vam fer cap documental tan xulo però sempre ens quedaràn les fotografies o les llibretes, pots forrats amb pell i escultures amb pedres que ell mateix feia.