domingo, 15 de agosto de 2010

CANELA EN RAMA sharif



Subo al ring, soy el delfín del mar del Ebro,
el paladín, cuando corre la tin-ta ya me alegro
mi botín, es el fértil motín de mi cerebro
y lo celebro, en cada negro verso que enhebro

Yo tengo swing, me llaman el King, un caballero,
el bailarín, que no baila sin, su viejo sombrero
como Rakim, mi estilo fluye puro y sincero
del lapicero al sendero del micro duro de acero

Y así por fin me libero de la máscara
como la semilla se separa de la cáscara,
vuelvo renacer en el humo de un canuto,
y todo lo que queda es el placer de seguir vivo otro minuto,

Con pasión coma, R.A.P. vocación, emoción,
es el idioma de mi generación,
la canción como eslabón entre el pensar y el sentir,
y al corazón que no le falte una razón para latir

Es decir, que nada importa mientras queda
brillando en el cielo una luna de Avellaneda
a mi que más me da si la herida no se hereda,
si, si gira la rueda de la vida y nada queda

Solo palabras de seda que se enredan en el viento,
en el tiempo, en el templo, allí donde se esconde el pensamiento,
no sabe la gente lo que siento, el castigo, el sufrimiento,
el feroz enemigo que llevo dentro

No, aquí comienza otra batalla a la orilla de este folio
tío, lejos del podio y de las medallas,
a mi bolígrafo le sobran las agallas,
está ya hasta la polla de morralla y de murallas

La causa, es la sociedad histérica
la pausa, cuando lo exige la métrica,
mi rima tiene lógica, pero cuida la estética
proviene de la erótica y de una buena fonética

Voy, casi con treinta y sin oficio
haciendo en los altares de los bares sacrificios,
yo, he perdido el rumbo, pero vivo feliz,
no conseguí cambiar el mundo pero él tampoco a mi

MC, así que estoy en paz, tengo el corazón desnudo,
crecido, sin yugo, después de haber sido mi verdugo,
se fugó de mi pecho por el techo de mis pies
por no saber llegar a fin de mes,

Y es que, no tengo otra fe que la música q canto,
que invento, que siento salir de mis adentros como el llanto,
del viento, mi encanto es que canto y no miento
por cientos de tantos ni tantos por cientos

No, siempre el mismo, así me parta un rayo
si me callo lo que pienso luego estallo y no me hallo,
y si me falta el aire le, doy otra calada a este porro,
de, nada sirve ya pedir socorro,

No, loco no, tocas el micro como lo toco, yo,
solo co-loco las palabras como pocos,
in-voco a, rimas y versos a este aquelarre
pa poder cantar hasta que la voz se me desgarre

Niña, el clima frio de la cima, no seduce a mi rima,
ella prefiere las luces de la tarima,
y el temor que produce el concierto
es adicta, al calor de la gente en directo

Mi tinta que suena pura y es estricta,
se mantiene invicta ante la dicta-dura del tic tac,
y ante la infame locura de la postura de la tele
basura, paso de moda la cultura ya,

Pero yo sigo siendo libre en mis poemas
niña, yo ya he roto las cadenas
mi amor no tiene forma, solo es lava que fluye
porque todo lo que toca o lo transforma o lo destruye

Y no me importa si el destino me pone la zancadilla
yo ya tengo mi camino de baldosas amarillas
y remos en mi barca, versos de monarca,
y la marca del que escribe lo que vive sin tener miedo a la parca

Y ahora resulta que todos son raperos
pero, más de la mitad no sabe usar un lapicero
yo sigo cantando, cantando siempre sigo …


No hay comentarios: