jueves, 19 de agosto de 2010

LE REFUGE françois ozon


DIRECTOR François Ozon
GUIÓN François Ozon, Mathieu Hippeau
MÚSICA Louis-Ronan Choisy
FOTOGRAFÍA Mathias Raaflaub
REPARTO Isabelle Carré, Louis-Ronan Choisy, Pierre Louis-Calixte, Melvil Poupaud

La bella historia de amor que viven Mousse y Louis se rompe de golpe cuando él muere víctima de una sobredosis de drogas. A Mousse no le dio tiempo de contarle que estaba embarazada. La mujer no sabe qué hacer y decide buscar refugio en una casa lejos de París, donde se reunirá con el hermano de Louis, Paul .



Por el trailer puede parecer que sea la típica película romántica, empalagosa y previsible. Por suerte, puedo decir, creo, que es el trailer más engañoso que he visto en mucho tiempo. Cierto. En los 10 primeros minutos del metraje Ozon consigue que pongas unos ojos como platos y que, solo con 10 minutos, te metas dentro de la peligrosa relación entre Mousse (Isabelle Carré) y Louis (Melvil Poupaud) y que entiendas la dependencia que tendrá Mousse de Louis después de que este se muera.

Mousse, después de todo lo ocurrido, quiere escapar y relajarse, busca su refugio en un pequeño pueblo y en una casa idílica con jardín. Allí, como le dice al hermano de Louis (Louis-Ronan Choisy) quiere aprender a estar sola. Su difunto novio y el padre de su hijo, todavía es una carga demasiado dura para ella. Encuentra refugio (su segundo refugio) en los brazos y el cariño de Paul, el hermano de Louis. Aquí es donde la cinta podría empezar a ser un drama romántico cualquiera, "un clavo saca a otro clavo", pero que Ozon prefiere llevarlo mas allá y romper un poco los moldes. Solo un poco, aunque al espectador ya le basta para creer que no esta viendo una película más.

"Le Refuge" se puede disfrutar a nivel estético, yo la definiría como fría, oscura pero bonita a la vez. Mientras tanto seguimos viendo el proceso de embarazo de Mousse, sus preocupaciones, sus deseos , sus ganas por seguir siendo 'alguien'. No se si explicar el final... Solo dire que por un segundo se me paso por la cabeza que acabaría así. Pero pensé que no podía ser posible. Que si Mousse había buscado un refugio, una casa, una vida tranquila, para su bebé, es porque quería a ese bebé, quería seguir teniendo una parte de Louis con ella. Me equivoqué, de nuevo.

Mención especial a Louis-Ronan Choisy, cantante y actor que desconocía antes de ver la nueva peli de Ozon, y que deja momentos tan bonitos como este.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena peli y muy buen tema musical

manipulador de alimentos dijo...

Lo dicen en una escena de 'Dans la maison' a mitad de la película: es una comedia estúpida, todo esto es ridículo. La película de François Ozon es ñoña en su ventana 'voyeurística' (¡ay qué diría el maestro Hitchcock!), un escape apenas maloliente, que ni siquiera satisface al que lo despide. ¡Mejor nos vamos todos a China! Un saludo!!!