lunes, 23 de agosto de 2010

VILLA AMALIA benoît jacquot


DIRECTOR Benoît Jacquot
GUIÓN Benoît Jacquot, Julien Boivent
MÚSICA Bruno Coulais
FOTOGRAFÍA Caroline Champetier
REPARTO Isabelle Huppert, Jean-Hugues Anglade, Xavier Beauvois, Maya Sansa, Clara Bindi, Viviana Aliberti

Ann lleva buena parte de su vida dedicada a la música y, en concreto, al piano. De un día para otro, todo lo que había tardado tanto tiempo en construir se viene abajo al descubrir a su pareja, Thomas, besando a otra mujer. Desde ese momento, Ann decide romper con el pasado y empezar de cero, a pesar de la gran inseguridad que siente. El primer paso es embarcarse en un viaje a una isla con la única compañía de su música y su viejo amigo Georges. Así será como Villa Amalia se cruce en su camino.

"Villa Amalia" es la adaptación de una novela de Pascal Quignard, es un viaje incomprensible que emprende la protagonista de esta huida. El detonante de todo esto es simplemente una infidelidad de su marido. O eso parece en la película. Por mi parte estuve esperando que me explicaran porque esa huida repentina, ya que no quería creer que solo fuera porque su marido la estaba engañando, pero me dejaron con esa incógnita, si es que la hay. A lo mejor su "cortar con todo" era simplemente a raíz de eso. Hay casos en que las cosas simples no son efectivas.

Ella. Una madura, aunque se empeña en que la llamen 'señorita', y reconocida pianista, quiere cortar con todo su pasado. De golpe. Deja a su marido, su reconocido trabajo, vende la casa, el coche, borra sus cuentas bancarias, se desprende de su teléfono móvil, toda su ropa...

Todo el metraje nos lo quieren vender como si fuera una huida desesperada hacia ningún lugar, aunque como he dicho antes, para mi el detonante de todo esto, los cuernos de su soso marido, no queda justificado. No entiendes a la protagonista ni al principio de la película, ni al final. No le coges cariño, y menos aun después de escuchar las conversaciones filosóficas tan profundas e irreales que tiene con sus allegados.

"Villa Amalia" es una película sencilla, con una buena fotografía de algunos rincones de Francia e Italia, pero la historia es incomprensible, mal definida y los personajes no consiguen aportarte nada.

Para mi lo mejor son los personajes secundarios: la madre de la protagonista me pareció entrañable, y eso que solo tiene un par o tres de secuencias, igual que la mujer italiana, dueña de "villa amalia", que parece recién salida de un anuncio de yogur griego.




No hay comentarios: